20 de octubre de 2011

¡Delady ha vuelto!
Nuevos productos, nuevas colecciones y más variedad que nunca.
Pásate por www.delady.es/shop
También puedes seguirnos en el Facebook de Delady.


Y, si te gusta, ¡compártelo!

2 de septiembre de 2011



No voy a mentirte; me sigue costando estar aquí, me duelen los días.
Tras varios traspiés yo insisto en volver a riesgo de que me trague esta vida.
Pero es esta luz de tarde muerta, es tu mirada tras la siesta. La lluvia en el monte, tus ojos azules o verte bailar.
La brisa del mar, el sol en mi espalda, o pelearnos por las mantas. No tener un duro y estar tan a gusto, dejarnos llevar.
Hacer las maletas de vez en cuando sólo para cambiar de cuarto. Dormir en el coche si llega la noche y oírte roncar. Después volver a arrancar.


Doméstico, de Nosoträsh

Hola, septiembre. ¡Bienvenido!

25 de mayo de 2011

Ilustración encontrada en Ana Sender (http://anasender.blogspot.com)

Tirar cosas cuesta.
O a mí siempre me ha costado. Pero últimamente le he cogido el gusto.
No sé cómo ha sido, pero de repente he dejado de comprender qué motivo me impulsaba a guardar tantos papeles, libretas, regalos, recuerdos; en resumen, trozos de algo que ya no existe.
Quizá sea el hecho de que ahora somos dos. Lo justo es hacer sitio en los cajones.
Pero lo más significativo es que al vaciar las cajas he tenido la sensación de que me vaciaba también a mí misma.
Supongo que lo importante es hacer sitio por dentro. Para seguir llenándote.
Y comprender que no es necesario conservar un objeto para mantener vivos los momentos que viven por sí mismos.

24 de noviembre de 2010

Pereza es cuando el volumen de la radio está demasiado alto, o demasiado bajo, y te resistes a levantarte para girar la rueda.
Pereza es cuando ya estás en la cama y te has olvidado de lavarte los dientes.
Pereza es el despertador por las mañanas, ni que decir tiene, y sobre todo en invierno. 
Es que el invierno no es una buena época para la pereza.
Pereza es cuando tienes que leer esa carta oficial, ordenar el armario de las sartenes o coser los bajos de los pantalones.


Pereza es, sobre todo, cuando tienes que juntar todas las fuerzas para enfrentarte al miedo y disponerte a estar tranquila. Reafirmarte en los argumentos, esos que son tan lógicos como huidizos. Y convencerte de que estás en lo cierto, encauzar las ideas, dejar los ojos abiertos, desperezarte.
Pero el invierno no es una buena época para la pereza. Eso es seguro.

3 de noviembre de 2010

Nizlopi - Clear

Well I'm naked with you / in this third story oxford / wow I'm shaking with you
Huge feelings, huge feelings / while you feel them too
But in a different way than i do
Yeah I'm im all girled up by you / little in love too, little in love!

When we didn't get it clear / and we didn't get it clear
'Coz I need someone to / really give myself up to / and you want it too
Our hearts are open but / rarely spoken to by anyone
That language frightens them

And you're not made of iron / in fact you're more scared than I am
In fact you're more scared than me / and you got less power than men
Coz men have driven you crazy / and we never get it clear
And we never get it clear
'Coz I need some one to / really give myself up to / and you want it too
Our hearts are open but / are rarely spoken to by anyone
That language frightens them
'Coz tho I miss you / when I kiss you / we rarely let go
And I want to go / off to that feeling / off to the ceiling
What's this hour in / where we only just begin?

What'd you do when you're blown apart, blown apart?
Love is hard like Napoleon Bonaparte / you loosen the blue streak through you
Who can deny a voice that is so true?
I'm amazed by you darling / Even though you treat me like Joseph Stalin
I'm gonna train my heart like a shoalin / Monk, that'll never throw the towel in

Cause I need someone to / Really give myself up to / And you want it too
Our hearts are open / but are rarely spoken to by anyone
That language frightens them

So clear your room out / clear your mind out out / clear your eyes out
Let's get it clear now / clear your soul out / let's get it clear now
You pour your heart out / you pour your heart out, to me oh.

Me apetecía poner algo (algo tuyo)

31 de agosto de 2010

Septiembre se cuela por las ventanas.
Por las mías se asomó el domingo, a modo de anticipo, como avisando.

Mi sofá y yo dormíamos la siesta y nos despertó un airecillo fresco. Le reconocí en seguida porque olía a nuevo: a plástico de mochilas sin estrenar, a laminillas de madera de lápices recién afilados.

Como todos los septiembres.

Y sé que mañana me volveré a levantar a la misma hora, cogeré el mismo tren, haré el mismo trabajo, volveré a la misma casa y dormiré en la misma cama.
Pero de alguna manera, olerá a nuevo. Y aunque me niegue fervientemente a que se acabe el verano, tengo que admitir que eso sólo puede ser bueno.

Al fin y al cabo, yo misma me esperé a septiembre para aparecer, para ser nueva y conocer lo nuevo. En el mes nueve.

18 de julio de 2010

Specially Today: The Sunday Drivers


video

No tengo palabras. O sólo tengo una: emoción. En ellos, en nosotros, en el aire y en las voces.
Ni puedo ni quiero hablar demasiado sobre lo que fue este concierto. Me perdería en adjetivos alabadores que una banda así no necesita. Que suenen por sí mismos; cualquier descripción resultaría injusta.
Aún resuenan los últimos acordes y sigo teniendo escalofríos al ver los vídeos.
Por algo decía que son especiales.
¡Adiós y gracias, Sunday Drivers!

13 de julio de 2010

Me ha salido una planta nueva.
En realidad, estuve unos días tratando de salvar unas margaritas que se marchitaban a una velocidad de vértigo. ¿Tendrán demasiado sol? ¿Demasiado poco? ¿Estarán muy secas? ¿O inundadas? Qué iba a hacer, al final tuve que arrancarlas. Igual es que no se me dan muy bien las plantas.
Y ahora, de repente, ahí está ella. Debe de ser una mala hierba, pensé. Pero es que tiene capullos. Y, además, huele muy bien.

Interpretar una metáfora tan facilona resultaría hasta aburrido. Y cada mañana me acerco a la ventana, y miro el capullo desde cerca, a ver si asoma aunque sea una pista; una pincelada del color de los futuros pétalos.


Así que he vuelto, y no, todo no está como lo dejé. Pero casi. Y total, una foto más o menos encima de la mesa tampoco hace tanta diferencia.
Y antes de irme, al fin y al cabo, no me salían plantas de la nada.
Me gusta estar aquí, en mi casa.


Sometimes I wish I had a farm
Where the only pollution is your cigarettes
Where your mind is clear.
But I like it here in my small space.
New York's the place where the sidewalks know my face
As I walk to
My apartment, the home where I hide
Away from all the darkness outside.
I'm there all the time.
Bikes ride to the park and city pools.
It's summer now; empty the school.
Fly home to my cat on the F train.
I'm protected from pain
When I'm in
My apartment, the home where I hide
Away from all the darkness outside.
I'm there all the time.
I'm there in my apartment, the home where I hide
Away from all the darkness outside.
My Apartment - Ben Kweller

26 de mayo de 2010

Ha empezado la estación de "los últimos".
La última semana en el cole. El último bus pass. El último paseo a pie hacia su casa. La última clase que me preparo. La última lavadora. La última noche "in town". El último tren de las 14.20 de vuelta a casa. Incluso el último paquete de pan del Tesco, de ese de semillas que me gusta tanto.

Y si ahora vuelvo para retomar algo incompleto, me pregunto cuáles serán mis próximos "primeros". Porque nunca los "primeros" nos merecen tanta atención. Vienen ligeros y hacen poco ruido.
Las grandes sorpresas, las que pesan en los trenes y en las maletas, se las dejan siempre para el final.

16 de mayo de 2010

No puedo decir que tengo un grupo favorito, como no podría decidirme por una canción. Ni siquiera creo que pudiera cerrar nunca una de esas listas tipo "qué diez canciones/discos te llevarías a una isla desierta". Pero sí que tengo clarísimo cuáles son especiales. O cuáles son "especialmente especiales". Los Sunday Drivers lo son, por un montón de razones.
Pueden hacerme reír y llorar en un mismo disco. Y, lo que es más importante, esas lágrimas son normalmente de emoción, más que de tristeza.
Con ellos, hasta la nostalgia suena a verano. Creo que son mágicos.
Hay una palabra que siempre me viene a la cabeza cuando intento definir lo que su música es para mí. Brillante. Nunca he sabido bien cómo explicarlo, pero es como si las canciones brillaran.
Y no he necesitado que se separaran para darme cuenta de esto (me pareció curioso darme cuenta de que es el único grupo que he nombrado varias veces en este blog, sin un motivo concreto).
Qué gran pérdida.
Recuerdo la emoción que sentí cuando supe que se había publicado el último disco, sobre todo cuando lo escuché. Y me da pena saber que esa situación no se repetirá.
Y qué suerte poder quedarme con todas sus canciones. ¡Porque son mías! Tan mías como ese trocito de arena frente al mar, o como ese aire fresco que entra a través de la ventanilla. O como el sol en verano, que también brilla.
Y no podían irse sin decir nada, así que nos dejaron otra canción, aunque sin música:
despedida